Un crucero por el Rin

Un crucero por el Rin

Viking HELVETIA 3

Un crucero por el Rin es una oportunidad única de viajar por Europa de una forma diferente. Recorriendo el Rin, fuente de inspiración para los grandes poetas del siglo XIX podrás conocer la naturaleza, gastronomía y cultura de los distintos países y ciudades que conforman este magnífico crucero fluvial.

Aunque existen muchos itinerarios diferentes uno de los más populares es el que trascurre de Estrasburgo a Colonia.

En este crucero por el Rin recorrerás el Valle del Rin, una región alemana repleta de viñedos, bosques y ciudades medievales. Uno de sus tramos, el Rin romántico, está declarado por la UNESCO Patrimonio de la humanidad.

colonia

Partimos de Colonia, donde podrás visitar su impresionante catedral, dejar un candado en el puente de los enamorados y pasear por su precioso jardín botánico. No olvides visitar su Museo del Chocolate ¡Irresistible!

De Colonia continuaremos nuestro crucero por el Rin hacia Bonn, donde podremos pasear por el viejo Bonn, con sus casitas de estilo inglés y admirar su catedral. Y por supuesto visitar la casa museo de Beethoven, ya que nos encontramos en la ciudad natal de este grandísimo compositor.

bonn

En la confluencia del Rin con el rio Mosela nos encontramos con la ciudad de Coblenza, una bella villa romana con un espectacular patrimonio cultural y arquitectónico.

A pocos kilómetros de Coblenza nos toparemos con el castillo Roca del Rey, antigua sede de los arzobispos de Tréveris y que a día de hoy acoge un museo.

También podremos hacer una escala en Frankfurt y seguir nuestro crucero por el Rin pasando por hermosas ciudades como Worms o Spira hasta llegar finalmente a Estrasburgo.

estrasburgo

Estrasburgo es una ciudad monumental declarada Patrimonio de la Humanidad.

Pasear por sus calles y canales son una atentica delicia. El barrio más antiguo de la ciudad, Le Petite France, está compuesto por hermosas casas de madera con tejados muy inclinados.

Podrás almorzar en alguna de los numerosos restaurantes del barrio de La Krutenau y visitar el Palacio Rohan, antigua residencia de los príncipes-obispos que hoy en día acoge diferentes museos de arte con obras de diversos artistas como Goya, Rafael, el Greco o Botticelli.

Sin duda un final monumental para tu crucero por el Rin.

Sin Comentarios

Deja tu comentario