Más sobre la gastronomía segoviana

Más sobre la gastronomía segoviana

Pelayos_del_Arroyo_Segovia8

Las legumbres también son importantes en la cocina segoviana, la más representativa es el judión de La Granja, una especie de judía de hoja más ancha que se cultiva en las huertas del municipio de La Granja, que durante las fiestas patronales de San Luis realiza la Judiada, que consiste en una preparación de una fabada multitudinaria. También se conocen los garbanzos de Santa María la Real de Nieva o de Santiuste y los cocidos de Pedraza.

La provincia produce algunos productos de la huerta como son las endibias, las remolachas, las patatas, tomates, los guisantes y fresas, siendo especialmente destacadas las que se cultivan en la comarca de El Carracillo, cuya producción representa más de un 60% del total de la cosecha hortofrutícola de la provincia de Segovia. Destaca también el cultivo de la achicoria, proveniente de la Villa de Cuéllar. Posee  prestigio a nivel nacional el ajo de Vallelado, lugar que destina 300 hectáreas de cultivo, por tanto se convierte en el mayor productor de este alimento en Castilla y León.

Destacan zonas por la riqueza micológica del entorno, pues las montañas que circundan los núcleos de población son muy ricas en especies micológicas como el níscalo, los boletos o el champiñón, entre otras.  De los cereales se prepara pan.

Otras facetas de la cocina segoviana

En el campo de la repostería uno de los elementos más representativos es el ponche segoviano, de cremoso interior y tostada apariencia. Cualquiera se rinde ante las rosquillas segovianas, los mantecados de Sepúlveda, los bolillos de Carnaval. En Real Sitio de San Ildefonso es típica la torta de Valsaín que consiste en una masa similar al bizcocho rellena de anises en grano y recubierta de azúcar, a la que en la zona de Cuéllar se le añaden chicharrones de la matanza del cerdo y es denominada torta de chicharrones.

En cuanto a los vinos Segovia ocupa su espacio, sobre todo por los producidos a la Ribera del Duero; otros vinos reconocidos de la provincia son el Vino de Valtiendas y el Vino de Rueda.

La cocina segoviana es un referente de buen gusto y creatividad. Cuando vengas no podrás escapar a sus encantos.

Sin Comentarios

Deja tu comentario